lunes, 5 de noviembre de 2012

Iniciativa de la Gobernación de Antioquia y la Fábrica de Licores de Antioquia: MAESTRO BOTERO, EL RON HECHO ARTE

EL RON HECHO ARTE Iniciativa de la Gobernación de Antioquia y la Fábrica de Licores de Antioquia: MAESTRO BOTERO

La principal industria licorera del país lanza un ron que llevará por nombre Maestro Botero, en homenaje al pintor y escultor colombiano. La botella y la etiqueta son obra del mismo artista quien cederá todas las utilidades para el arte y la cultura.

Con la maestría que sólo se obtiene con casi un siglo de estar produciendo los mejores rones, la Fábrica de Licores de Antioquia hace un homenaje al maestro Fernando Botero, el  más grande representante del arte y la cultura colombiana, con el lanzamiento de Maestro Botero Reserva Especial, un licor elaborado con los mejores rones de su siembra con 15 años de añejamiento.

En una botella se mezclarán el conocimiento y experiencia en la producción del ron Medellín Añejo, galardonado con varios premios nacionales e internacionales, con la inspiración del pintor y escultor colombiano de mayor reconocimiento internacional quien la diseñó y además cedió una de sus obras para la etiqueta. 
 
“Considero que las rentas de Antioquia me hacen un homenaje poniendo mi nombre al nuevo ron ‘Maestro Botero’. Es una identificación más con mi región”.
Maestro Fernando Botero

Esta iniciativa de la Fábrica de Licores de Antioquia y la Gobernación de Antioquia, además de ser un reconocimiento a los 80 años de vida del maestro Fernando Botero busca aportar las utilidades al Museo de Antioquia y al Instituto de Patrimonio y Cultura de Antioquia.

“El Ron Maestro Botero es un homenaje que la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA) y el proyecto de Antioquia, la más educada le rinden por lo que él significa para Colombia, por todos sus años de arte, de pintura, escultura, de hacer quedar bien al país afuera, de constancia y de coherencia artística”, explica Fernando Restrepo Restrepo, gerente general de la Fábrica de Licores de Antioquia.

Se trata además de un licor con los más altos estándares de calidad que busca impulsar también al ron, una bebida con mucho futuro en el mercado local y del exterior.

El genio de la botella
El Ron Maestro Botero reúne lo mejor de dos maestros; la inspiración del maestro pintor y escultor y la de la Fábrica de Licores de Antioquia, conocedora con 90 años de tradición en la fabricación del mejor ron y que ha sido reconocida como una de las 10 mejores empresas del país. Ambos emblemas del Departamento de Antioquia.

“Dijimos, si queremos hacer una botella conmemorativa tenemos que buscar un ícono o un motivo y creo que para nosotros los colombianos Botero es lo suficientemente representativo y contundente”, cuenta Fernando Restrepo, gerente de la licorera.

Se compartió la idea con el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, quien estuvo de acuerdo siempre que se hiciera un aporte a la cultura y a la educación, y se reunió con Fernando Botero en una de sus visitas al país y dado que el maestro es dueño de sus derechos aceptó con la condición de que se ayudara al Museo de Antioquia.

Para el gerente de la FLA era claro que como líder en el mercado colombiano de licores, con más del 50 por ciento de la participación, además de conservar ese lugar de vanguardia tenía la responsabilidad de moldear el mercado e innovarlo, y más si se habla de ron.

Entonces empezó un proceso que tomó seis meses durante los cuales el primer paso fue diseñar una botella. Pero para un Ron Botero Reserva Especial, se requería una botella única, así que el propio artista hizo un boceto como si se tratara de una de sus obras, a mano alzada. Luego la FLA acudió a uno de sus socios, Peldar, que hizo una propuesta respetando el boceto del maestro quien la aprobó, una botella asimétrica y de diseño exquisito.

La etiqueta, otro Botero
Luego se pensó en la etiqueta. Ésta debía responder también a las calidades de un maestro artista y de un ron maestro, debía ser muy original. “Y nada más original que un Botero”, dice Restrepo. El  maestro  pidió  que  se  escogiera  entre  dos  obras  que le  gustaban y  la


seleccionada fue Hombres Bebiendo, una pintura hecha en 2011 que no ha sido expuesta ni vendida y que pertenece a su colección privada.

“Pienso en los borrachitos mirando la botella y la etiqueta y teniendo presente una de mis obras aún en medio de la rumba. Qué más puede pedir un artista antioqueño?”:
Maestro Fernando Botero

Entonces la carrera fue por definir si debía ser circular, rectangular o cuadrada; el estilo de la letra, su tamaño y cómo debía ir la firma del artista. “Fue un trabajo largo y arduo pero el resultado es una etiqueta de hermoso diseño y originalidad y además muy fina, digna de un artículo de colección, que no se deteriora en pocos meses y con un material plástico y colores que le dan el sello de lo que es en esencia el Ron Maestro Botero: una obra de arte”.

Arte gota a gota
Las características del Ron Maestro Botero responden a los atributos propios de una bebida de su dignidad. Un maestro ronero y un experto panel de cata de la Fábrica de Licores de Antioquia se encargaron de imprimirle las cualidades que exigían para obtener un excelente ron.

Este grupo de maestros se encargó de escoger de todos los lotes y siembras rones de una calidad espectacular para cumplir con la condición de que fuera un licor de más de 12 años, por lo que se ha denominado Reserva Especial. “Son siembras especiales con un seguimiento de muchos años, por lo que sabemos y conocemos las bondades que tiene tanto en calidad como en su connotación organoléptica en color, olor y sabor, que es lo que caracteriza a los rones”, dice el subgerente de Producción de FLA, Leonardo Gutiérrez.

¿Cuáles son esas bondades?
Es un ron dorado con matices muy particulares en color oro oscuro y cobre que le otorgan la característica de lo que en esencia son los rones del Caribe y que le han definido su característica de alta calidad.

Las cualidades de olor lo hacen un licor lleno de matices y aromas frutales, tipo ciruela y durazno, y entrega esencia de madera como la vainilla, así como de frutos secos y tabacal que le dan una forma y un cuerpo especial.

Tiene un sabor dulzón que evoca la alegría de los mulatos y que combina también frutos secos como avellanas y un fino sabor tabacal que dejan una gran recordación al paladar a medida que se va consumiendo. Todo esto lo convierte en un ron rico en aromas y sabores característicos de los rones Premium, producto de la forma natural como la FLA maneja los procesos de añejamiento.







La producción

El Ron Maestro Botero Reserva Especial permaneció en bodegas especialmente diseñadas  y utilizadas sólo para añejamiento de rones que permiten que las siembras sean controladas y contó con la mejor condición organoléptica y sensorial posible. Responde a un esfuerzo de investigación arduo con paneles de catadores que estudiaron distintas mezclas hasta encontrar el sabor ideal y a las certificaciones de calidad más exigentes.

Al mercado saldrán 100 mil unidades  con un valor que oscila entre 80 mil y 90 mil pesos y se estima que se agote en máximo tres meses por tratarse de una edición de colección que seguramente será apreciada como tal por el público.

Para la comercialización del Ron Maestro Botero Reserva Especial la fábrica, junto con el Museo de Antioquia, determinaron que se distribuirá en 11 departamentos: Antioquia, Cundinamarca, Atlántico, Bolívar, Risaralda, Córdoba, Santander, Cesar, Quindío, Sucre y Magdalena, donde se comercializan los rones tipo Premium.

Dado que se trata de una pieza con dos componentes muy importantes del maestro Botero, la botella y la etiqueta, sólo estará en el país como él lo aprobó.

Un marca con responsabilidad social
El compromiso que supone cuidar la marca de la fábrica y del maestro Botero requirió cumplir con varios lineamientos del Museo de Antioquia. Por eso se determinaron los sitios donde se distribuirá el licor como supermercados de cadena, hoteles, restaurantes a mantel, licoreras y aeropuertos.

El lanzamiento de esta edición especial es también una oportunidad para impulsar la categoría de rones, como lo explica Mauricio Ortiz, subgerente de Mercadeo y Ventas de FLA: “hasta hace cuatro años los rones que se consumían en Colombia eran de no más de tres años y la Fábrica de Licores de Antioquia fue la primera que dio el paso en tener unos de mayor añejamiento, de ocho y 12 años que incluso han sido premiados internacionalmente”.

Con el Ron Maestro Botero muchos podrán tener no solo un licor de la mejor calidad con 15 años de añejamiento, sino además tener un Botero en casa, con una botella diseñada por el maestro y una etiqueta que hace parte de su colección privada.

Esto explica el por qué esta bebida no tendrá caja empaque. “Esta es, ni más ni menos, una obra de Botero por lo que no quisimos cubrirla. Es una obra de arte envasada en otra obra de arte”, señala Ortiz.

El 40 por ciento de las utilidades del Ron Maestro Botero se destinará al Museo de Antioquia, condición del maestro, quien cedió todos los derechos sobre la botella y la etiqueta; y otro 40 por ciento se destinará al Instituto de Patrimonio y Cultura.

Cada año la FLA entrega sólo al Departamento de Antioquia 530 mil millones de pesos, mientras que a los demás departamentos da un aporte de 180 mil millones más. Todo esto responde a su política de Responsabilidad Social pues la empresa no olvida su razón social y trabaja para generar unos recursos significativos para la salud, la educación y la cultura de los colombianos en un país donde se requiere avanzar mucho en esos campos, y además promueve el consumo responsable y la no venta de licores a menores de edad.

Museo de Antioquia: guardián del patrimonio paisa
El Museo de Antioquia creció y se fortaleció alrededor del legado del Maestro Fernando Botero y tanto la cultura como la educación son dos frentes con los cuales la Gobernación del departamento tiene un fuerte compromiso.

El afecto del Maestro Fernando Botero por el museo se entiende cuando se sabe que es el más importante de Antioquia y cuenta con casi 5.000 piezas patrimoniales que dan testimonio de su historia. Es además el más antiguo del departamento y el segundo de Colombia, pues el año pasado cumplió 130 años de existencia, y por tratarse de una entidad privada sin ánimo de lucro sus actividades son tan grandes y numerosas como sus necesidades.

“Somos como los guardianes del patrimonio de Antioquia”, dice su directora Ana Piedad Jaramillo. Sólo del maestro Botero reúne 189 obras además de las 23 que se encuentran en la plaza y que se articulan con el museo, lo cual lo hace el más importante en el tema.

Además, según la directora, en su fundación por Manuel Uribe Ángel, el museo era un gabinete de curiosidades, y por eso reúne también una biblioteca patrimonial con muchos libros incunables, y otra de arte de todas las épocas.

“La ayuda económica que esto representa para el Museo de Antioquia,
que recibirá todas las regalías es muy importante para mí”:
Maestro Fernando Botero

Allí se realizó la exposición del Viacrucis del maestro Botero que luego él donó al museo y que será expuesto próximamente en Portugal con presencia de los mandatarios de ambos países. Por todo, el museo es parte viviente de Antioquia, ícono de su cultura y para Jaramillo el gesto de Fernando Botero de ceder las utilidades al museo es un regalo inapreciable “porque es un enorme esfuerzo conseguir el dinero”.

Por eso desde ya piensa cómo hacer rendir esos recursos y encabezando la lista están dos proyectos: una Sala Infantil que se llamará Pedrito Botero, y una Sala de Diálogos Interculturales entre la cerámica precolombina y la de artistas actuales.

Pero además servirá para mantener su trabajo con las comunidades pues con ocasión del Bicentenario de Antioquia en 2013 se planea, junto con la Gobernación, realizar programas dentro del proyecto Antioquia, la más educada, como una reflexión sobre las diversas Antioquias que conviven. El museo también ha realizado trabajo patrimonial en más de 100 municipios y este año trabajó con la Comunas 1 y 13 y la ciudadela Nuevo Occidente haciendo trabajo con niños, adultos y profesores.

Por si fuera poco, trabaja en la construcción de un centro de documentación sobre Botero entre otros muchos proyectos, como un Medialab, un laboratorio de medios para la comunidad.

“Este un gran gesto de apoyo. El mismo maestro Botero me lo comunicó y dijo que no quería ninguna ganancia para él, y esas utilidades ayudarán a alivianar el déficit que tenía el museo y trabajar en más proyectos sociales”, concluye la directora.

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Noticias - Revista Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO